Es el desarrollo de las capacidades físicas, mentales y sociales de las personas en todo lo que se relaciona con el sistema reproductivo, sus funciones y procesos, que permita disfrutar de la sexualidad sin riesgo.
Por eso, no se reduce a la ausencia de una enfermedad o trastorno en el aparato reproductivo.
Implica :
La libertad para decidir tener o no tener hijas/os, el momento en que se van a tener y la frecuencia.
La posibilidad de tener un embarazo, parto y post-parto sin riesgos para la madre ni para el niño(a).
La posibilidad de tener relaciones sexuales (por decisión libre y responsable) y sin el peligro o el temor a un embarazo no planificado o una ITS/VIH-SIDA.
La información y el acceso a métodos de protección que sean seguros y eficaces.
Como parte de la salud reproductiva, es fundamental el derecho a acceder a una sexualidad plena y enriquecedora, permiten abordar todos los aspectos relacionados con la sexualidad, su disfrute, responsabilidad, valores, mitos y falsas creencias, como parte del bienestar de las personas y las familias.
la orientación preventiva busca el fomento a la salud, evitando aquello que pone en riesgo la salud y fortaleciendo lo que la protege.
Tanto varones como mujeres tienen el derecho a tener información y a tener acceso a métodos seguros, eficaces, asequibles y aceptables de su elección para la regularización de la fecundidad que no estén legalmente prohibidos. Por eso es importante conocer nuestros cuerpos y poder decidir consciente y responsablemente cuando ser padres o madres.
Los métodos anticonceptivos nos permiten justamente tener cierto control sobre nuestra reproducción y decidir cuantos hijos queremos tener y en que momento. También plantearemos
La Organización mundial de la Salud (OMS) define Salud Reproductiva como una condición de bienestar físico, mental y social en los aspectos relativos al sistema reproductivo en todas las etapas de la vida. La salud reproductiva implica que las personas puedan tener una vida sexual satisfactoria y segura, la capacidad de tener hijos y la libertad de decidir si quieren tenerlos, cuándo y con qué frecuencia. En esta última condición está implícito el derecho de hombres y mujeres de estar informados y tener acceso a métodos de regulación de la fertilidad de su preferencia que sean seguros, eficaces, asequibles y aceptables, y el derecho a acceder a servicios de salud adecuados que permitan a la mujer llevar a término su embarazo y dar a luz de forma segura.
Para apoyar este objetivo, se han propuesto cuatro pilares
• Experimentar un desarrollo y maduración sexual saludables y ser capaz de establecer relaciones equitativas, responsables y sexualmente satisfactorias;
• Alcanzar el número deseado de hijos de manera segura y saludable; y poder decidir respecto de cuándo tenerlos;
• Evitar las enfermedades y discapacidades relacionadas con la sexualidad y la reproducción, y recibir la atención adecuada cuando sea necesario:
• Estar libre de violencia u otras prácticas nocivas relacionadas con la sexualidad y la reproducción.
‘Padres saludables = hijos saludables’
El concepto de salud reproductiva se puede resumir en la frase: “padres saludables = hijos saludables”
“La salud reproductiva es un estado general de bienestar físico, mental y social, y no de mera ausencia de enfermedades o dolencias, en todos los aspectos relacionados con el sistema reproductivo y con sus funciones y procesos”.

En consecuencia, la salud reproductiva entraña la capacidad de disfrutar de una vida sexual satisfactoria y sin riesgos, así como la capacidad de procrear, y la libertad para decidir hacerlo o no hacerlo, cuándo y con qué frecuencia. Esta última condición lleva implícito el derecho del hombre y la mujer a obtener información y tener acceso a métodos de su elección seguros, eficaces, aceptables y económicamente asequibles en materia de planificación familiar, así como a otros métodos para la regulación de la fecundidad que no estén legalmente prohibidos y el derecho de la mujer a recibir servicios adecuados de atención de la salud que propicien embarazos y partos sin riesgos y que le brinden a las parejas las máximas posibilidades de tener hijos sanos
La salud reproductiva se define como el conjunto de métodos, técnicas y servicios que contribuyen a la salud y al bienestar reproductivo al evitar y resolver los problemas relacionados con la salud reproductiva. También incluye la salud sexual cuyo objetivo es el desarrollo de la vida y de las relaciones personales y no meramente el asesoramiento y la atención en materia de reproducción y de enfermedades de transmisión sexual. El objetivo principal de la salud reproductiva es no solamente evitar que la madre y el feto o el recién nacido enfermen o mueran durante el proceso de reproducción, sino que el mismo se lleve a cabo en un estado de completo bienestar físico, mental y social de la madre y el padre y que permita la obtención de un recién nacido saludable

ORIENTACION EN SALUD REPRODUCTIVA
La orientación es una parte vital de los servicios de salud reproductiva y planificación familiar, la cual permite a las personas:
Hacer una elección libre e informada a partir de las opciones anticonceptivas
Usar el método en forma segura y eficaz
Reducir las tasas de abandono
La planificación familiar en la salud reproductiva.
En el ámbito internacional, los sistemas de salud han ampliado, en los últimos años, su foco de interés más allá del individuo, e incluyen casi todos los aspectos que intervienen en el proceso de la reproducción, de tal manera que surge un nuevo concepto: la salud reproductiva.
La salud reproductiva es un derecho reconocido mundialmente. Anualmente, mueren al menos 600.000 mujeres por complicaciones obstétricas.
La información mundial habla sobre los embarazos no deseados, que constituyen el 50% de del total, originan abortos en condiciones de alto riesgo y enfermedades venéreas de todo tipo. La planificación anticonceptiva reduce en un 30% todos estos riesgos.

Lograr un mayor conocimiento sobre tu cuerpo, disponer de la información adecuada para una vida sexual sin riesgo y acceder a los métodos anticonceptivos más adecuados para cada mujer, son pasos esenciales para adoptar conductas conscientes y responsables.
Tanto la prevención de enfermedades de transmisión sexual y VIH, como la detección precoz de afecciones ginecológicas, a través de la realización de exámenes tales como el PAP y el control mamario; permiten alcanzar un nivel más alto de salud sexual y tienen como fin adoptar decisiones libres de discriminación o violencia sobre tu cuerpo.
Las acciones de salud reproductiva, a pesar de involucrar también a los hombres, se dirigen principalmente a las mujeres; dado que la fecundación, el embarazo y el parto suceden en el cuerpo de la mujer y las consecuencias de cualquier complicación involucran más a la mujer, al feto o al recién nacido.
El concepto de salud reproductiva comprende la atención preconcepcional, la atención prenatal, la atención del parto y del recién nacido y la atención neonatal precoz.

METODOS ANTICONCEPTIVOS
Se definen como aquellos que, por un mecanismo físico, impiden la unión del espermatozoide y el óvulo; impiden que el óvulo fecundado se establezca en el útero. Estos mecanismos pueden ser mecánicos, químicos, hormonales, naturales, de barrera y definitivos.
Como esta barrera es efectiva para otro tipo de microorganismos, también son útiles para impedir la transmisión de enfermedades de transmisión sexual (ETS):Gonococia. Condilomas, Herpes,Tricomonas. Candidiasis, Hepatitis ,.SIDA, Sífilis y otras.

La elección del método anticonceptivo es una decisión personal en la que entran en consideración diversos factores que van desde las preferencias individuales o la historia médica, hasta los riesgos, ventajas y efectos secundarios de cada método. Otra consideración a tener en cuenta, es si la pareja piensa tener hijos o no en el futuro.
La mayor parte de los métodos de control de natalidad son reversibles, es decir, cuando dejan de utilizarse, hombres y mujeres vuelven a ser fértiles. Por el contrario, los métodos quirúrgicos son, en muchos casos, irreversibles, es decir, una vez que se recurren a ellos mujeres y hombres no pueden ser padres de nuevo.
Ningún método es eficaz al 100% a la hora de evitar el embarazo, aunque algunos son más eficaces que otros.
¿Por qué utilizar métodos anticonceptivos?
Existen muchas razones que nos pueden llevar a utilizar algún método de control sobre la fertilidad, entre ellas están las siguientes
1. Para dar tiempo a la adaptación psicológica y sexual de la pareja.
2. Para evitar el nacimiento de hijos no deseados: La maternidad y la paternidad son una opción. La decisión de optar por ellos conlleva una responsabilidad muy grande que requiere todo un cambio en nuestras vidas. Para ello debemos estar preparados (as) y dispuestos (as) a asumirla. Todo hijo o hija necesita crecer sanamente, y por eso sólo es posible si vive en un ambiente de aceptación y de seguridad emocional y económica. Es muy importante que su llegada haya sido realmente esperada.
3. Para permitirnos más oportunidades de realización personal: muchas parejas sienten la necesidad de planear el nacimiento de los hijos de manera que no interfieran con otros de sus proyectos esenciales.
4. Para evitar riesgos de salud: En el caso de algunas mujeres que tienen problemas de salud el embarazo y el parto pueden ser peligrosos, empeorándoles su salud o incluso causándoles la muerte.
También el embarazo en jóvenes adolescentes puede ser riesgoso, pues sus cuerpos en desarrollo aún no están totalmente preparados para enfrentar una tarea tan grande.
5. Para espaciar los embarazos: Los embarazos muy seguidos (antes de dos años) no le permiten a la mujer recuperarse completamente del parto anterior. Esto puede afectar la salud de la madre y la del bebé.
6. Para evitar la transmisión de enfermedades hereditarias, o enfermedades por defectos genéticos producidos en mayor porcentaje en madres añosas.
7. Para tener el número de hijos (as) deseados.

Descargar Métodos Anticonceptivos

Descargar Uso del Preservativo

Descargar Folleto

Ver Preguntas Frecuentes

Write a comment:

*

Your email address will not be published.