bannerEnfRaras

“Los medicamentos, además de eficaces y seguros, deben ser efectivos. Deberían cumplir con la premisa de costo-efectividad para garantizar accesibilidad, equidad y equilibrio presupuestario para la Seguridad Social Las obras Sociales tienen la obligación de optimizar la eficiencia y el máximo beneficio de los recursos disponibles distribuyéndolos en forma homogénea entre sus beneficiarios, de lo contrario en la necesidad desmedida e inequitativa de uno puede desencadenar que la salud se transforma en patrimonio solamente de un grupo de privilegiados”.

Nuestra Obra Social trabaja con un equipo de especialistas, con un sistema de supervisión terapéutica, en identificar y evaluar a los pacientes que requieren un tratamientos para enfermedades de “baja prevalencia” o “enfermedades raras”.

De esta forma se logra una atención médica eficaz, se garantiza la seguridad de diagnósticos correctos , la prescripción de terapias eficaces.

El modelo de atención de estos casos se ajuste a normativas y reportes científicamente comprobados, y asegura el uso correcto de drogas por periodos adecuados.

Es de importancia capital, hacer hincapié en dos aspectos claves: la relación beneficio-riesgo y la relación costo-efectividad.

Según la OMS, una enfermedad rara o de baja prevalencia, es toda condición patológica que afecta a entre 650 y 1.000 personas por cada millón de habitantes. Se estiman que existen descriptas unas 7.000 enfermedades raras o de baja prevalencia en el mundo, y su agrupación es aun compleja en diagnóstico y reconocimiento.

Para tomar decisiones racionales -sobre todo en el uso de estos fármacos- y poder obtener el mayor progreso en salud, es imperioso medir los beneficios reales que estas drogas biotecnológicas provocan en la población.

El avance de la ciencia permite utilizar numerosas drogas, de allí que debe surgir una política sistematizada y equitativa de pautar tratamientos, y unificar criterios de otorgamiento y de rechazo de los no correspondientes, dando crédito a la medicina basada en la evidencia, y logrando un equilibrio entre los poderes del estado en el cual se diera credito a una Comisión de Efectividad Clínica que defina las patologías y los protocolos de inclusión e exclusión de los tratamientos de acuerdo a las evidencias científicas.

Estos protocolos deberian ser la piedra angular para la organización de un esquema de protección social de las enfermedades raras.


INSTRUCTIVOS Y FORMULARIOS 2016

Write a comment:

*

Your email address will not be published.